Opinión

“SIN PAN Y SIN CIRCO”


DirecTV es un proveedor de servicios de televisión digital e internet por satélite, estadounidense, filial de T&T, que en 2017, realizó una división corporativa internacional de la empresa para Latinoamérica, llamada AT&T Latin America que incluyó, AT&T México, DirecTV Latin America y sus participaciones en Sky Brasil y Sky México.


Luego de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentara acusación por CONSPIRACIÓN para el NARCOTERRORISMO en contra de NICOLAS MADURO, se produjo una escalada de las sanciones en contra del gobierno venezolano.

El embargo comercial total sobre Venezuela, tiene a los venezolanos sufriendo las consecuencias de un desabastecimiento y escases sin precedentes; no hay alimentos, medicamentos, energía eléctrica, gasolina, agua potable, es una verdadera crisis humanitaria la que se ha desatado en la hermana república.


En ese aislamiento en el cual se hunden los venezolanos debido al bloqueo económico y de sus relaciones comerciales, el día de ayer 19 de mayo de 2020, se efectuó la suspensión de las operaciones de Directv en Venezuela, lo que afectó la transmisión de TELESUR en varios países de la región.


¿Pero que fue lo que ocurrió con Directv en Venezuela?
La respuesta es sencilla:


Estados Unidos incluyó en la lista de las empresas sancionadas a GLOBOVISIÓN, TELESUR y PDVSA TV, en consecuencia, ninguna empresa norteamericana, como T&T propietaria de Directv, puede mantener vínculos comerciales o hacer negocios con estas empresas sancionadas.
Además de lo anterior, el gobierno de Venezuela a través de CONATEL, obliga a los operadores de televisión que operen en su país, a transmitir todos los canales abiertos (GLOBOVISIÓN, TELESUR y PDVSA TV) dentro de su oferta de canales.


La conclusión es que, si Diretv continuaba incluyendo a TELESUR dentro de su paquete de canales, violaba la Ley Norteamericana.


Y si no continuaba incluyendo a TELESUR dentro de su paquete de canales ofertado para el territorio venezolano, violaba la Legislación venezolana.
La decisión fue apenas obvia, retirarse de Venezuela, un mercado que al agravarse la crisis, le interesa cada vez menos a los inversionistas extranjeros, pero que los venezolanos resienten cada vez que se retira algún inversionista.


Se mantienen por ahora en Venezuela la empresa Inter de capital venezolano y Movistar empresa española, pero sin duda pierden el servicio que realmente les funcionaba – Directv –; sin olvidar también, que para quienes están en Venezuela y en Latinoamérica usando sus cuentas HBO Go con Directv de Venezuela, o por VPN, ya no tendrán acceso; ni a través de Directv Play, que les permitía acceder a la programación y canales deportivos (Futbol español, béisbol venezolano, NBA, grandes ligas).


Si los venezolanos han soportado la dictadura de NICOLAS MADURO y el embargo de los Estados Unidos sin comida, medicinas, energía, agua potable, gasolina; estoy convencido que soportaran el retiro de Directv de Venezuela.


“Pan y Circo” escribían los romanos, pero a nuestros hermanos venezolanos, el Pan se los quitó el Chavismo, y Donald Trump los dejó sin Circo.


En lo personal, el hecho de estar en contra de la dictadura impuesta por el régimen de NICOLAS MADURO en Venezuela, no me impide valorar y analizar la información, noticias y estilo informativo de TELESUR, del cual siempre he sido un asiduo televidente a través del canal 722 de Directv, y que hoy ya no podremos ver en toda América Latina, al menos a través de Directv.


Opinión:

Carlos Ivan Miranda Ortíz

Abogado especialista en Contratación Estatal – Conciliador en Derecho, Operador en trámites de Insolvencia, Árbitro y Secretario de Tribunales Arbitrales – Diplomado en Derecho Aduanero – Veedor Ciudadano

UNAB – EXTERNADO – JAVERIANA